Es especial, porque es tan sencilla que se puede hacer durante todo el
año, pero en mi caso, era especial pues mi abuelo paterno, no le
gustaba cocinar, pero en Navidad hacia una excepción, y nos hacia
esta receta simple.

Mi abuelo paterno, que encima es mi padrino, era un hombre de costumbres clásicas, pues de oficio agricultor, disfrutaba de las
pequeñas cosas con una ilusión enorme.

La navidad de pequeño, era especial; ese día mi abuelo aparcaba sus
miedos y nos hacia sus patatas castellanas.

La receta es tan sencilla que, incluso, hasta los hombres más patosos
como yo, somos capaces de hacerla.

PATATAS EMBARAZADAS.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 patatas medianas.

  • 250 gr de chorizo

  • 250 gr. de picadillo.

  • 1 cucharada de aceite.

  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación:

  • Poner a calentar una cazuela honda con agua y un poco de sal.

  • Cuando el agua comience a hervir, echar las patatas sin piel  y
    deja que se cuezan durante 30 minutos aproximadamente.

  • Calentar una sartén. Con el aceite caliente, echar el picadillo y prepararle a
    nuestro gusto..

  • Comprobar si las patatas están preparadas, si están, sacarlas del agua y
    dejar enfriarlas.

  • Con la carne preparada, apagar el fuego y dejar reposar.

  • Cortar el chorizo en trozos pequeños y echarlos a cocer..

  • Una vez cocido el chorizo, dejar reposar.

  • Cortar las patatas por la mitad y con una cuchara vaciar la parte central de la patata.

  • Rellenar la patata con la carne de picadillo y con los trozos de chorizo.

  • Volver a unir las patatas, dando aspecto de patata embarazada..

La verdad que la receta es simple, pero en mi caso, es especial, pues la
hacia mi abuelo y era motivo de Navidad..