Estamos en pleno Invierno y suele ser época de resfriados, constipados,
catarros, etc …

Para evitarlo hay mil formas y maneras, pero : ¿Y si lo cogemos y no
tenemos con que limpiarnos?

Es ahí, cuándo solemos echar en falta al pañuelo desechable que
solemos llevar encima por si fuera necesario.

En esta ocasión, he probado Kleenex gracias a la web Testamus, y
encima en una época indicada para probar tal producto.

¿Qué es Kleenex?

Son uno de esos inventos que han tomado protagonismo en la historia. 

Desde su inicio, han logrado causar una gran sensación siendo el nombre “Kleenex” utilizado como referencia para referirnos a los pañuelos que utilizamos para diferentes usos.

En esta ocasión, Kleenex nos ofrece una gama de productos actualizados,
y tiene 6 formatos distintos del producto:

  • Original
  • Balsam
  • Ultrasoft
    (sensitive en pañuelos)
  • Family
  • Disney
  • Collection

Kleenex Collection:

Es la referencia que nos ha enviado Testamus para probar, entre los que
destaca, 3 cajas con motivos navideños: (Reno, Pingüino y Muñeco
de Nieve).

Y es que, Kleenex tiene 3 cambios de diseños al año, para que
disfrutemos de nuestros pañuelos con motivos especiales durante los
365 días.

Características:

  • Son muy suaves: La suavidad destaca como una de sus principales ventajas.
  • Prácticos : Se pueden utilizar para cualquier uso.
  • Absorbentes: Al contener varias capas, absorben muy eficazmente.
  • Resistentes : No se rompen con facilidad .
  • Cantidad: En cada caja vienen 56 unidades.

Precio:

En Carrefour, les hemos encontrado al precio de 1,65 €.

Opinión:

Tras probarles y testearles, tengo que reconocer qué no me esperaba muchas
sorpresas.

Tengo que destacar que son súper suaves y son muy confortables, pues la
textura es muy agradable. 

Al ser tan resistentes, se pueden llevar perfectamente en los pantalones
, sin miedo a que se rompan. 

Y encima, vienen 56 unidades lo que permite que una unidad nos dure más
tiempo.