¡¡Llega Agosto!!

Y eso, significa ¡¡Vacaciones!!

Es el octavo mes del año, pero sobre todo es mes de descanso, calor, y
más calor, pero sobre todo significa para muchas personas, que estamos en el mes que podemos llevarnos un susto en la factura de la energía.

Pues el verano aprieta con un calor y enseguida, buscamos el mando del
aire acondicionado, y queremos no pasar ese agobio de calor y sudores.

Pero….. ¿Y la factura de la luz? ¿La factura del gas?

Te voy a dar una serie de consejos para que la factura no te suponga un
susto grande:

  • Ducha y baños

Normalmente, dejamos el agua que corra en la bañera o en la ducha hasta que
logramos que alcance la temperatura deseada, pero eso supone un
despilfarro en agua y sobre todo, en energía.

En verano, es agradable darse duchas y baños con agua fría por lo que podemos ahorrar y no necesitar utilizar un sistema para calentar el agua.

  • Cocina

Es tiempo de vacaciones y no siempre apetece cocinar, pero esto no significa que nos olvidemos de una buena alimentación sana.

Por eso, podemos aprovechar a comer sin necesidad de pasar mucho tiempo
en la cocina y sin gastar mucha electricidad; aprovechando de recetas
que podemos preparar en frio (ensaladas, gazpachos, zumos, purés,
comida sin calentar, ) o utilizando técnicas que no necesitan mucho
tiempo (al grill, a la plancha, etc.) logrando un ahorro considerable.

  • Ventilación

Para combatir el calor, nos solemos apresurar a tener el aire
acondicionado, pero no siempre valoramos su coste.

Una opción para no utilizarlo tanto es hacer corrientes de aire en casa, abrir todas las ventanas para que haya movimientos de aire, y abrir las puertas interiores del hogar, que permita que el flujo de aire recorra toda las habitaciones.

Bajar las persianas nos permite poder estar en un ambiente más equilibrado
y no pasar excesos de calor.

En caso de tener cortinas, se recomienda extenderlas, para que el calor
no entre con tanta fuerza en el hogar.

Otra de las opciones es aprovechar los toldos para las terrazas,que nos
proporcionan sombra y aíslan del calor directo.

  • Aire acondicionado

En caso de tener el aparato de aire acondicionado, es recomendable que
tengamos todas las revisiones al corriente,pues un aparato en
perfecto estado consume menos que uno con ciertas limitaciones.

La temperatura en el hogar que más recomiendan los expertos, está situada entre los 23 y los 26º, por lo que, haciendo caso a los profesionales, no es necesario bajar de esa temperatura, debido a su coste excesivo.

  • Lavar a bajas temperaturas

Cuando ponemos la lavadora, un alto porcentaje de energía se dedica para
calentar el agua, por lo que es recomendable hacer coladas a temperatura baja o media.

  • No utilizar la secadora

Con el buen tiempo, podemos secar la ropa en la terraza sin necesidad de
utilizar la secadora, aprovechando el calor del ambiente podemos
tender la ropa al aire libre.

  • Asegurarnos de desconectar los electrodomésticos

Muchos electrodomésticos tienen un sistema de apagado, que se queda en un
sistema de “Stand by”, pero que supone un gasto extra de electricidad.


Una recomendación es utilizar regletas, y conectar los electrodomésticos
que menos utilicemos en regletas o ladrones y desconectar
directamente del enchufe de la regleta cuando no lo utilicemos.

Espero que estos consejos os sean de gran ayuda en la factura de la luz