En estas fechas, nos desplazamos para estar con la familia y los amigos y aumenta el gasto de transporte de forma considerable.

Los viajes por diferentes partes del territorio español para reunirnos con familia en días determinados provoca que, hagamos más kilómetros aumentando el desembolso en combustible, peajes, mantenimiento vehículo, etc.

Aun así, podemos desplazarnos y hacer viajes sin que suponga un susto en nuestro bolsillo.

 

CONSEJOS VIAJE AUTOMÓVIL NAVIDAD

 

Hacer plan viaje

Aunque nos hayamos desplazado varias veces a ese lugar, es recomendable tener un plan de ruta, bien definido y actualizado para preparar rutas alternativas (obras, atascos, meteorología).

Hay determinados días con una mayor afluencia de tráfico, donde se forman atascos y se ralentiza la circulación dando lugar a un aumento del gasto y del tiempo de viaje. Por ello, conviene informarse de la situación del tráfico en la web de la DGT y en apps oficiales. También en las redes sociales, podemos encontrar noticias sobre el estado de las carreteras.

Otro aspecto a considerar, es el tiempo: Debemos consultar la previsión meteorología para saber el clima y si se van a producir lluvias o nieve, que nos pueden alterar el viaje.

Un consejo es comprar kit de nieve con antelación, pues siempre es recomendable llevarlo en los meses de invierno en el coche.

Si vamos a realizar un viaje a un destino poco frecuente, tenemos que buscar las rutas más cortas, para conocer el tiempo de viaje, si hay peajes , situación carretera, etc.

Hoy en día, podemos ayudarnos de dispositivos de viajes “Gps, pulseras inteligentes”, que contienen información de todo el viaje y nos advierte de peligros o de situaciones que puede alterar nuestro desplazamiento.

Conviene tener actualizados estos dispositivos, para estar al corriente de lo que sucede.

Revisión vehículo

Debemos tener a punto nuestro vehículo, con todo lo necesario para realizar el viaje.

  • Neumáticos: 

Hay que comprobar el estado de los neumáticos por nuestra seguridad.

Unos neumáticos con banda de rodadura superior a 2 mm (Limite legal son 1,6 mm) nos permite mayor adherencia a la carretera, actuando en superficies deslizantes (con agua o nieve) que son habituales en esta época del año.

Comprobar la presión de las ruedas es vital, ya que una medida inferior provoca un aumento del combustible.

En la época invernal, es recomendable montar neumáticos de invierno, que garantizan una mayor adherencia en momentos determinados evitando sustos.

  • Líquidos de frenos: 

Se desgasta con los años y kilómetros.

Se recomienda cambiar cada 2 años.

Un mal estado del líquidos de frenos puede ocasionar averías en el sistema de frenado “fadding del líquido de frenos “.

  • Filtros:

Dependiendo del tipo del filtro “Aceite, aire motor, combustible, aire, etc..”, se recomienda cambiarlo al llegar a un número determinado de kilómetros.
Conviene revisar el manual de mantenimiento de coche “Librillo que nos dan al adquirir el coche”..

  • Líquidos

Los diferentes líquidos que tiene nuestro coche, pierden sus propiedades con el paso del tiempo y de los kilómetros realizados, por lo que, debemos revisarlo con periodicidad y antes de realizar un viaje.

Hay diferentes tipos de líquidos en el vehículo (Líquido refrigerante, Aceite del motor, etc.) por lo que, debemos mirar el manual para saber cuales tenemos en el vehículo.

Se recomienda cambiarlos siguiendo consejos del libro de manual del vehículo, acudiendo a talleres de confianza.

  • Correas

Pueden parecer elementos poco importante, pero su función es muy importante, y un mantenimiento eficiente nos puede evitar disgustos.

Es importante revisar las correas y comprobar su estado y cambiarlas si se ve alguna anomalía.

  • Batería, bomba de agua y otros periféricos.

Debemos revisar su estado y cambiar si su estado no es el óptimo.

Evitar cargar maletero en exceso

Un maletero con un peso excesivo provoca, un mayor esfuerzo al coche, provocando un aumento del combustible, y más desgaste en neumáticos.

Una correcta distribución del equipaje en el maletero nos evitará problemas y se recomienda llevar lo necesario, no sobrecargar el vehículo pues nos aumenta el gasto.

 

Apostar por conducción eficiente

Desde hace años, cada vez son más conductores quienes deciden realizar prácticas, que nos permiten moverse con el coche gastando menos combustible y reduciendo las emisiones contaminantes .

Estas prácticas tienen el objetivo de hacer “Conducción eficiente”, utilizando marchas largas, evitar acelerones, control velocidad, etc…

Uso del freno motor

Es un método que permite bajar la velocidad del vehículo aprovechando la potencia del motor sin tener que utilizar los frenos del coche.

Su funcionamiento es simple, consiste en ir bajando las marchas de una en una sin pisar el freno.

Esta técnica permita reducir el consumo de combustible y permite que la vida útil de los discos y las pastillas de freno sea mayor.

Velocidad proporcional al viaje

Al realizar un viaje, queremos que el tiempo del viaje sea menor para salir más tarde pero llegar antes a nuestro destino, aunque esto suele suponer utilizar una velocidad mayor y por tanto, un mayor consumo de combustible.

Es por ello, que debemos analizar el viaje y reflexionar si nos conviene salir antes de la ubicación , e incluso, llegar más tarde a nuestro destino sin necesidad de aumentar la velocidad.

Una buena planificación nos puede evitar tener que aumentar la velocidad, permitiendo mantener una velocidad constante

Además, respetar la velocidad nos evita ser multado por exceso de velocidad, haciendo que una conducción moderada nos evite disgustos con multas o sanciones.

Comparar precio combustible

Es uno de los pasos más importantes, saber cuál es el deposito del vehículo y su capacidad, y calcular el gasto que vamos a tener en el trayecto.

Comparar por internet el precio de las diferentes estaciones de servicio nos permite tener una idea del precio del combustible y buscar la parada más interesante.

 

¡¡Espero que estos consejos te ayuden a ahorrar!!