BANNER

ÚLTIMOS POSTS

CAMINOS DE JUVENTUD

Poesía que enamora
letras que inspiran:
siestas de una hora
miradas que miran.

Abrir tu novela
y meterte en la acción;
leer a la luz de una vela
en la oscura habitación.

En el viejo caserío
se oye el flujo del agua;
olor de cerveza de monasterio
con aroma a chuquiragua.



La luna brilla en el monte
iluminando el convento;
las sombras en el horizonte
rodean el ayuntamiento.





Las horas van apagando
este duro y oscuro invierno;
el viento sigue soplando
apagando este averno.

El silencio aumenta
en la congelada residencia;
la pared sigue pizmienta
signo de decadencia.

Recuerdos de infancia
me regresan a la adolescencia;
la juventud en larga distancia
retoma aquella antigua vivencia.






El sueño llega tarde
con el calor de la chimenea;
el último tronco arde
ante la vigilancia de Atenea.

Ya no se oye al gallo
en lo alto de la ventana;
la tierra no sufre resallo
pues se volvió metropolitana.

Duros campos de Castilla
que desaparecen del mapa;
viejos senderos de Sevilla
conducen el final de mi etapa.  






Puedes seguirme en:























No hay comentarios