BANNER

ÚLTIMOS POSTS

AHORRAR CON EL ROSCÓN DE REYES



¡Llega la noche de Reyes!


La noche de Reyes, es una fecha marcada por muchos niños y niñas que la esperan con ilusión y alegría.


En muchos hogares, los pequeños del hogar preparar con cuidado, los preparativos para que los Reyes Magos les obsequien con los regalos que han solicitado en la carta.

Una tradición en estas fechas, es comer un roscón de Reyes.


¿Qué es el Roscón de Reyes?


El roscón de reyes es un postre elaborado con una masa dulce con una forma circular adornado con rodajas de frutas de diferentes colores y sabores.





Suele rellenarse con nata, crema, chocolate, vainilla, y se esconde una haba y una figurilla dentro del mismo.


La tradición indica que la persona que encuentre el haba, tiene que pagar el roscón mientras quién encuentre la figura, será coronado rey.



¿Cómo podemos conseguirlo?




1- El roscón le venden en pastelerías, panaderías, supermercados e hipermercados.

Hay de varios modelos, sabores y precios.

He buscado roscones económicos y encontrado en:

· Lidl: A partir de 3,99€.

· Dia: A partir de 2,99 €.

· La Plaza de DIA: Desde 3,49€.

· Alimerka : Desde 5,95€.

· Simply: Desde 4,99€.

· Carrefour: Desde 6,99€.

· Hipercor: Desde 8,99€.




2- Hacerlo nosotr@s mism@s:

Si te gusta la repostería y tienes facilidad para hacer postres, una opción es elaborar un roscón casero.



¿Qué necesitamos para hacer un roscón casero?

Ingredientes


Los ingredientes para el roscón de reyes son:

§ 130 ml de leche entera.

§ 350 gr de harina de repostería (harina de fuerza).

§ 25 gr de levadura.

§ 115 gr de azúcar.

§ 75 gr de mantequilla sin sal.

§ Un huevo entero más una yema.

§ Ralladura de naranja

§ 1 cucharada de ron añejo y agua de azahar

§ 1 cucharadita de aceite de oliva

§ Una pizca de sal fina



Preparación



1. Calentar los 130 ml de leche,  colocar en un bol y añadirle los 25 gr de levadura. 

2. Mezclarlo bien y dejarlo reposar entre 5 y 10 minutos.

3. En otro recipiente echamos 320 gr de harina de fuerza, para luego agregar los 100 gr de azúcar y la ralladura de naranja.

4. Añadir al recipiente de la harina la leche con levadura que habíamos dejado reposando.

5. Añadir a la mezcla también la cucharada de ron añejo, el huevo, la sal, el agua de azahar y los 75 gr de mantequilla (suficientemente caliente como para que se deshaga en el amasado).

6. Mezclar todo y una vez se haya convertido en una masa homogénea, amasarla con las manos en una superficie cubierta con una capa de harina, durante unos 15 minutos (hasta que no queden grumos).

7. Dejar reposar la masa en un bol con un poco de aceite de oliva y tapado con un paño de cocina. Unas dos horas o hasta que la masa haya duplicado su volumen.

8. Repetir el amasado durante 5-10 minutos y después hacer un agujero en el medio para darle su característica forma de roscón, hay que intentar también que el grosor sea el mismo por todos los lados. Por último, depositamos el roscón en la bandeja de hornear y la introducimos en el horno apagado, (pero caliente ¡cuidado!) durante una hora.

9. Retirar la bandeja del horno una vez que haya transcurrido la hora. El roscón de reyes estará hinchado, lo que se traducirá en un roscón de reyes esponjoso una vez horneado.

10. Por último, pondremos el horno a calentar a 200 grados, e introduciremos el roscón durante 20 minutos. Mientras se calienta el horno tenemos tiempo para realizar la decoración; esto es a gusto de cada uno, pero cubrir la superficie con la yema de huevo sobrante (aplicarla con un pincel) y añadir azúcar y almendras fileteadas no es una mala opción.

11. Una vez que el roscón haya obtenido ese color dorado característico solo quedará retirarlo del horno con cuidado de no quemarse y trasladarlo a una bandeja más adecuada.


¿Compráis roscón?

¿Qué os ha tocado, el haba o la figura?






Puedes seguirme en:






















No hay comentarios